Memoria

En el recuerdo: Ganadería Tomás Casado

  Se tienen pocos datos de la trayectoria de esta ganadería que fue creada en 1942 por D. Juan Mac-Crohon y el morateño D. Tomás Casado Casado con 58 vacas y 2 sementales de Albaserrada y 72 vacas oriundas de Carreros. Desde su fundación pasó la vacada innumerables vicisitudes, incluyendo las sequias del año 1945, apenas pudiendo lidiar, si bien es cierto que lidiaron, entre otros cosos, novillos en Morata durante los años 1944 y 1945 y anteriormente en Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real), el 30 de Mayo de 1943.

En diciembre de 1946 quedaron como únicos propietarios los señores Hermanos Casado, contando la torada en aquella fecha con 53 cabezas entre ellas un semental de Carriquiri. Luciendo divisa encarnada y verde comenzaron a lidiar en solitario con gran ambiente en nuestra comarca, donde sus reses pisaron varias plazas de la zona como Valdilecha, Campo Real y Arganda del Rey donde cabe destacar un festival en 1951 donde todos los espadas anunciados pertenecían a la familia Bienvenida. En Morata lidiaron un buen número de animales en la parte seria de espectáculos cómicos, novilladas sin picadores y algún festival. La cara más amarga de la trayectoria de esta ganadería tuvo lugar en Perales de Tajuña cuando uno de sus toros hirió de muerte a un aficionado.

Las reses pastaron en la finca “La Torrecilla” terreno propiedad de la familia Mac-Crohon situado en el término de Perales del Rio, barrio perteneciente a Getafe. Aquel fue el cuartel general de trabajo y lugar donde muchos morateños encontraron empleo en la construcción de viviendas, corrales y cercados, así como en las tareas del manejo del ganado ejerciendo como mayorales y vaqueros. Los añojos una vez destetados se llevaban a Morata donde se les herraba en unos corrales situados en el número 41 de la calle Manuel Mac Crohon con esquina calle Antigua, al igual que en los meses de más afluencia de festejos trasladaban los toros reseñados para su lidia a unos cercados ubicados en la zona de la Central Eléctrica, muy cerca con el término de Arganda, para tenerlos más próximos a la hora de lidiarlos.

La trayectoria ganadera de los Casado comenzó con morucho y posteriormente con bravo. La familia también crió manso y ovino, siendo además propietarios de carnicerías, molinos de aceite y tierras de labranza. Contaron con una parada de bueyes de origen Albaserrada muy conocidos por su buen hacer, algunos llegaron a tener reconocido renombre tales como “Mensajero”, “Italiano” ó “Palomito”. Según una anécdota, estos bueyes fueron demandados en una de las festividades de Chinchón por falta de bravura de las reses que por aquel entonces los chinchonetes compraron a otra ganadería y cuentan que “repartieron leña” entre los aficionados con varias cogidas. También regentaron una cuadra de caballos y una extensa parada de mulas. Aunque el 8 de Agosto de 1947 se desvincularon de la ganadería brava vendiéndosela a los señores Hidalgo y Martín con un lote compuesto por 67 cabezas, 40 machos y 27 hembras, siguió anunciándose en los carteles como ganadero.

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén