Entrevista

Aitor Fernández: «Valoro mi profesión a un nivel extremo, tiene un respeto innato»

Continuamos con la serie de entrevistas dentro del confinamiento. Esta vez nos hacemos eco de la carrera del novillero con picadores Aitor Fernández. Natural de la localidad madrileña de Chinchón, cuenta con 25 años.

Tajuña Toros: ¿De dónde viene tu afición?

Aitor: Mi afición viene desde bien pequeño, tengo la suerte de tener una familia aficionada a los toros y de pequeño mi abuelo, mis padres y amigos me llevaban de toros.

Tajuña Toros: ¿Qué recuerdos tienes de tus comienzos como recortador?

Aitor: Pues quizás todo empezó siendo un juego, recuerdo que cuando teníamos 12 años o así teníamos rachas de hacer dos o tres fiestas camperas por mes, juntándonos una treintena de amigos de Chinchón y Colmenar de Oreja.

Tajuña Toros: ¿Quién te ayudó en tus comienzos como recortador?

Aitor: Ayudarme más bien lo llamo aprender de lo que veía, porque yo no he sido de concursos.

Tajuña Toros: ¿Cuál fue el primer concurso de recortes que realizaste?

Aitor: En Chinchón, con 16 años.

Tajuña Toros: ¿Quién o quiénes son tu mayor apoyo en el mundo del toro?

Aitor: Mi familia, contando con la suerte también de muchos amigos que siempre están ahí, ellos saben en el momento que hay que estar cuando lo necesito.

Tajuña Toros: ¿Qué recuerdo guardas de tu aventura por el festejo popular y en qué momento decides apartarte de los recortes y vestirte de luces?

Aitor: Me quedo con las personas que he tenido la suerte de conocer y que ahora tengo como amigos y conocidos. La decisión la verdad que no me costó tomarla, fui un día con unos amigos aficionados a verles de torear unas becerras y me dejaron probar, tuve una de las mejores sensaciones de mi vida con una mamona.

Tajuña Toros: ¿Tu retirada del festejo popular es definitiva o podrías volver algún día de forma excepcional, como puede ser el caso de un concurso benéfico o dejar tu suerte en una capea?

Aitor: Valoro mi profesión a un nivel extremo y tiene un respeto innato, tendría que retirarme para volver hacerlo.

Tajuña Toros: ¿En qué momento ingresas en la Escuela Taurina de Toledo?, porqué en esa escuela y no en otra.

Aitor: Ingresé en el año de mi debut sin picadores, en 2015. En la que permanecí dos temporadas por empezar la fase de apoderamiento con la propia escuela, sigo manteniendo gran amistad con el maestro Joselito de Vega, Roque de Vega y todos los miembros de la escuela. La verdad que me siento afortunado y agradecido de cómo me acogieron, aún hago alguna visita por la escuela cuando paso cerca o puedo, pero tampoco hago las que me gustaría. Ingresé en la escuela de Toledo por la amistad entre mis abuelos y Don Arturo Tizon, que se encontraba en la diputación.

Tajuña Toros: Tu debut de luces llegó en Colmenar de Oreja. ¿Cómo fueron los días previos a esa fecha y qué recuerdos guardas de ese día?

Aitor: Fue el 1 de mayo del 2015 y la verdad que era un compromiso muy importante, pasé los días anteriores tranquilo. Eso sí, lo momentos previos al paseíllo lo pasé con nervios, trenzando el paseíllo casi no sabía ni andar, estaba en una nube.

Tajuña Toros: ¿Qué significó para ti participar en el certamen de novilladas sin picadores de La Ribera del Tajuña?

Aitor: Para mi participar en el certamen fue una ilusión tremenda, estar en uno de los mejores certámenes de novilleros sin picadores pues imagínate. En Tielmes el primer año fue cuando recibí mi primera cornada con la novillada de Belén y Blanca Ortega, una familia ganadera con la que tengo una cariño enorme, luego el siguiente año en Valdilecha me tocó matar la de José Escolar, que tuvo su «guasa», pero estuve sensacional y me volvió a coger aunque sin consecuencias. Corté dos orejas y salí por la puerta grande, son días inolvidables.

Tajuña Toros: ¿Qué recuerdos guardas de tu etapa como novillero sin picadores?

Aitor: Guardo muchos recuerdos pero quizás uno de los que más fue esa faena al de José Escolar en Valdilecha.

Tajuña Toros: Supongo que guardas con especial cariño la fecha del 8 de Septiembre de 2018, tu debut con picadores, ¿Qué recuerdos tienes de esa fecha?

Aitor: Pues era una fecha que no sabía si íbamos a debutar o no por varias cosas, fue el único día que no fui al sorteo y el día con el que más presión fui de camino a la plaza. Resultó un día inolvidable, también era un cartel bonito y me hacía mucha ilusión.

Tajuña Toros: Llega la temporada 2019, y con ella la falta de oportunidades. Rompes apoderamiento con José Manuel Rozalén, pero a finales de temporada te llega la llamada para ir el 9 de septiembre de sobresaliente a Morata de Tajuña, el 11 de octubre en Mejorada del Campo y el 20 de Octubre al tradicional festival de tu pueblo. ¿Cómo afrontaste esta corta temporada y qué supuso para ti?

Aitor: Empecé el 2019 en solitario, un año en el que moralmente estaba mal, incluso pensé dejar el toro, ahí es donde tuve la suerte de tener la familia y amigos que tengo y apoyarme moralmente, pasado el tiempo yo tenía un run run en mi cabeza en el que pensaba en la persona que me cambiaría y así fue, tuve la suerte de conocer a Carlos Asenjo, que actualmente sigue apoderándome. Necesitaba una persona como el a mi lado, defender los valores de un torero por encima de todo para mí tiene una gran importancia y él lo tiene todo. 2019 ha sido la peor temporada en núnero de festejos, pero también te digo que una de las temporadas más feliz y agusto estado delante de la cara de los toros. En el campo maté varios toros y dí una dimensión que yo ni me imaginaba, tener a personas que te den esa seguridad es muy importante para un torero y yo tengo la suerte de tenerlo ahora.

Tajuña Toros: ¿Quién fue tu referente en el festejo popular y quién lo es en el toreo?

Aitor: Sin duda alguna igual que para muchos fue y seguirá siendo Sergio Delgado y como torero me fijo en todos pero sobre todos en José María Manzanares.

Tajuña Toros: ¿Cuál era tu ganadería predilecta para el festejo popular?

Aitor: No tenía ninguna en concreto.

Tajuña Toros: ¿Y para el toreo?

Aitor: Hay varias ganaderías que me gustan, Victoriano del Río, Núñez del Cuvillo… El Puerto San Lorenzo me gusta también. Lo de La Quinta también me gusta pero si me tengo que decantar por alguna me quedo con la de Nuñez del Cuvillo.

Tajuña Toros: ¿Qué consejo darías a alguien que quiere empezar en el festejo popular o en el toreo?

Aitor: Que tenga las cosas claras, sea fiel a uno mismo y que si de verdad cree en ello merece la pena perder algunas cosas por ello.

Tajuña Toros: ¿Qué diferencias y similitudes ves entre el toreo a pie y el festejo popular?

Aitor: En el festejo popular lo ves de venir, pero lo vas midiendo y en el toreo a pie estas quieto y no sabes cómo te va a reaccionar.

Tajuña Toros: ¿Qué plaza te quita el sueño?

Aitor: La que a todos, Madrid y todavía no ha llegado el momento de pisarla…
Tajuña toros: ¿Qué significa para ti pisar cada vez que lo haces y lo has hecho la plaza de tu pueblo, Chinchón?

Aitor: Creo que no hay palabras para describirlo, estar ante tus paisanos y esa ilusión que hay en la gente viendo un torero del pueblo, son los que más se merecen que me entregue más que nunca.

Tajuña Toros: ¿Qué cartel te gustaría para tomar la alternativa, con qué hierro y en qué plaza?

Aitor: Manzanares, Talavante y Aitor Fernández con toros de Cuvillo. Me encantaría en Sevilla o Nimes.

Tajuña Toros: ¿Qué cartel te gustaría para la confirmación de alternativa?

Aitor: El que me merezca en ese momento, ese cartel varía según el momento en el que me encuentre.

Tajuña Toros: Ya por último darte las gracias por habernos atendido y desearte suerte en tu carrera como torero.

Aitor: Muchas gracias a vosotros por hacerme participe de esta entrevista y tenernos un poquito más entretenidos esta cuarentena.

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén