Crónica y Fotografías

La raza torera de El Niño de las Monjas deslumbra en Villarejo de Salvanés

El Niño de las Monjas hoy en Villarejo | ÁLVARO MORA

VILLAREJO DE SALVANÉS (Madrid) Sexta novillada del XII Certamen La Ribera del Tajuña.

Gran tarde de toros la vivida en Villarejo de Salvanés donde  los buenos novillos enviados por el ganadero local Raúl Tenorio propiciaron un entretenido festejo.

El alicantino Borja Escudero paseó una oreja del cuarto, el más terciadito del encierro, tras una faena de mérito basada prácticamente con la izquierda dejando algunos naturales ceñidos rematados con pases de pecho de pitón a rabo y alguno cambiado, la estocada resultó efectiva. Frente al primero, al que no llegó a cuajar, anduvo con torería pero sin pisar terrenos comprometidos, la espada se atascó.

Sorprendió y para bien el valenciano Jordi Pérez “El Niño de las Monjas”, un novillero en novillero de los que poco se ven y más se necesitan. Pudo salir en hombros de no haber marrado con el descabello al primero de su lote. Se gustó en el recibo capotero a la verónica y un quite por tafalleras. Luego la faena fue variada, hubo de todo, desde buen toreo por ambas manos hasta pases de desprecio, cambiados por la espalda, toreo en redondo…Con el quinto no dudó, rodillas en tierra, en recibirle al en la puerta de chiqueros para luego seguir con varias largas cambiadas en el tercio. Con la muleta comenzó la faena de nuevo, y en los medios, de rodillas y al igual que en la anterior  la faena fue apoteósica, llena de raza torera, pundonor, variedad, entrega y disposición. Un novillero diferente.

Grata impresión dejó el madrileño David López, que demostró tener muy bien aprendido el oficio.  Ante el sexto firmó una completa actuación donde la firmeza y la ligazón marcaron el ritmo. Se estiró a la verónica  y se gustó al natural llevando largo al novillo. Demasiados enganchones sufrió con el tercero, al que lanceó y se gustó en un quite por chicuelinas. Manejó bien la zurda con pases de bella estampa. Funcionó con la espada para rubricar sendas actuaciones y salir en hombros.

Con algo menos de media entrada, se han lidiado cuatro novillos de San Isidro y dos 3° y 5° de Toros de Tenorio, bien presentados, nobles y de buen juego en conjunto, todos ovacionados en el arrastre.

Borja Escudero (Escuela de Arles): Silencio y oreja

Jordi Pérez "Niño de las Monjas" (Escuela de Valencia): Silencio tras dos avisos y oreja 

David López (Escuela de Colmenar Viejo): Oreja y oreja

Destacó en banderillas Antonio Martín 'Niño de Aravaca', que se desmonteró junto a Ignacio Martín en el tercero.

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén