Crónica y Fotografías

Triunfo de Robleño y Juan Miguel en Colmenar de Oreja

Fernando Robleño y Juan Miguel, en hombros | Álvaro Mora

COLMENAR DE OREJA (Madrid) Corrida de toros

Tarde agradable de máxima expectación en la preciosa plaza de Colmenar de Oreja para presenciar una corrida de toros – de las muy pocas que ya se celebran en la comarca- en mano a mano con dos toreros de la tierra que juntos salieron en hombros tras ofrecer una buena tarde toros.

Fernando Robleño, torero hecho y curtido, dio la talla. Pudo pasear trofeos en el abreplaza de no haber marrado con el acero. Recitó un puñado de buenas verónicas refrendado por un ceñido quite por chicuelinas. Buen toro el primero de su lote, el mejor del encierro enviado por Juan María Pérez-Tabernero al que toreó con firmeza series muy ligadas con la diestra y pases de pecho de bonita estampa. Faena de torería. El tercero tuvo que ser devuelto por flojo siendo sustituido por un remiendo de Pereda, más chico que el resto. Se gustó Robleño en el recibo capotero para después brindar a su familia una faena de entrega con un toreo de oficio y gusto por ambas manos. Llegó a ser volteado de fea manera, tras reponerse culminó su intervención con un buen espadazo.

Más oportunidades debe tener Juan Miguel, un torero entregado con su pueblo y en el ruedo con muchas ganas de torear. Voluntad y decisión no le faltaron. Se plantó de hinojos en el centro del ruedo en el inicio de muleta frente al segundo, otro buen toro que brindó a David Mora y que le dejó gustarse al valiente torero colmenarete que llegó a ser volteado sin consecuencias. Largo trazo en los derechazos y una estocada le valieron para pasear un apéndice. El colorado que hizo cuarto fue el de más kilos de la corrida. Apenas hubo lucimiento en el saludo capotero pero si lo hubo en el último tercio con gran disposición de Juan Miguel donde hubo toreo variado de buena expresión con toreo en redondo, pases de desprecio y un toreo muy ligado que le valió para pasear la oreja.

Con casi lleno, se han lidiado tres toros de Montalvo, bien presentados, nobles, cuajados y de buen juego, destacando el 1º y uno 3° como sobrero de José Luis Pereda, más terciado que el resto y manejable.

Fernando Robleño: Ovación con saludos y dos orejas 

Juan Miguel: Oreja y oreja 

Saludaron tras parear al segundo Miguel Martín y Alberto Zayas. Actuó como sobresaliente Chapurra, que realizó un quite al tercero antes de ser devuelto. 

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén